Fortalecernos en Dios y en el poder de sus fuerzas.

Enero es el primer mes de nuestro calendario, y es el mes que elegimos en nuestro ministerio para enseñar a fortalecernos en Dios y en el poder de sus fuerzas.

Ésta semana se esta disputando en nuestro país la competencias de rally más dura y demandante del mundo, el Dakar. Los mejores pilotos del planeta deben atravesar miles de kilómetros de arena, barro, rocas y vegetación, soportando las temperaturas más extremas del desierto para alcanzar el tan apreciado trofeo.

A pesar de sus muchas diferencias, hay algo que todos los pilotos del rally Dakar tienen en común, ninguno de ellos se atrevería a afrontar las dificultades del camino sin haber hecho antes un chequeo general de sus equipos y sin llenar los tanques de sus vehículos con combustible. De la misma manera, nosotros como cristianos debemos inspeccionar nuestra vida en este principio de año haciendo un chequeo general de nuestro interior. Debemos pedirle al Espíritu Santo, que nos muestre cuáles son las áreas de nuestro ser que necesitan ser puestas a punto antes de comenzar a correr la carrera que tenemos por delante en este 2016.

En medio de las pruebas y luchas, lo que fortalece al cristiano son las promesas de Dios. Él da palabra a todos aquellos que viven conforme a su pacto. Cuando yo comencé mi ministerio, le pedí a Dios que me diera una palabra, una promesa de la cuál tomarme para fortalecerme en tiempos difíciles, y ésta fue la palabra que Él me dio: (Josué 1:5-9)

“Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé. Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos. Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.”

Quiero destacar 3 puntos de este pasaje bíblico:

1. ESFUÉRZATE Y SÉ VALIENTE: Hoy en día la gente quiere obtener cosas sin esfuerzo. Nadie está dispuesto a pagar el precio. ¿Cuál es tu meta?, ¿tienes un sueño?. Deberás ESFORZARTE y ser muy VALIENTE para conquistar la tierra prometida.

2. NO TEMAS: Los miedos paralizan, bloquean, anulan a la persona. Josué iba a tener que enfrentar a muchos enemigos. Dios le da la orden de NO TEMER. Él te está dando la misma orden a vos hoy: NO TEMAS, porque “así como estuve con mi siervo Moises, también estaré contigo, no te dejaré, ni te desampararé” (Josué 1:5) RVR

3. NO DESMAYES: Las personas se desvanecen cuando se quedan sin fuerzas para enfrentar la dificultad. En ese momento bajan los brazos, se dan por vencidas y se entregan a la derrota. Por el contrario, los hijos de Dios se fortalecen en Él y en el poder de sus fuerzas. “Pero los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán.” (Isaías 40:31) NVI

Dios es el que llama, el que fortalece y el que comisiona. ¡Él nunca se equivoca! Cuando Dios te comisiona, te da un plan estratégico a seguir y te da las fuerzas y recursos para lograrlo. No importa que todo no lo entiendas, Josué tampoco entendía la locura de dar vueltas al rededor de la ciudad fortificada de Jericó. Sin embrago, Josué fue obediente, aprendió a confiar en Dios, y Él se glorificó derribando los muros de manera sobrenatural. ¿Cuáles son los muros que están frenando tus sueños? ¿Hay algún Jordán que necesitas cruzar en seco para alcanzarlos? ¡Derriba esos muros en este 2016 en el nombre de Jesús! Pide al Señor una estrategia, camina en obediencia y cruza en seco ése Jordán, que Dios ya te dio la victoria.

Realiza un chequeo rápido… Mira a qué le dedicas la mayor cantidad de tiempo y energía en tu vida. ¡Examínate! Pídele al Espíritu Santo que te ayude a identificar aquellas áreas de tu vida que necesitan una puesta a punto, chequea tu GPS espiritual, memoriza la ruta para éste 2016 y prepárate para correr la gran carrera que tienes por delante.

“Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.” (Josué 1:8-9) RVR

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.