LA BENDICIÓN DE HONRAR AL PADRE

13510770_1116207855107348_8169210127199560196_n

“Hijos, obedezcan a sus padres porque ustedes pertenecen al Señor, pues esto es lo correcto. Honra a tu padre y a tu madre. Ese es el primer mandamiento que contiene una promesa: si honras a tu padre y a tu madre, te irá bien y tendrás una larga vida en la tierra.” (Efesios 6:1-3) NTV

¿Qué es honrar y cómo se aplica esa función a nuestra vida en relación con nuestro padre terrenal y con nuestro padre Dios? Según el diccionario de la real academia española, honrar significa: “Respetar a alguien, enaltecer o premiar el mérito de alguien. Dar honor o celebridad.” Honramos a nuestro padre cuando lo respetamos, cuando aprendemos a escucharlo y atesoramos sus consejos. Bendecimos a nuestro padre cuando hablamos bien de él, y lo honramos cuando hacemos que se sienta orgulloso con las decisiones que tomamos en nuestro diario vivir.

7 BENDICIONES DE DIOS PADRE PARA SUS HIJOS

“El rey se alegra en tu poder, oh Jehová; Y en tu salvación, ¡cómo se goza! Le has concedido el deseo de su corazón, Y no le negaste la petición de sus labios. Porque le has salido al encuentro con bendiciones de bien; Corona de oro fino has puesto sobre su cabeza. Vida te demandó, y se la diste; Largura de días eternamente y para siempre. Grande es su gloria en tu salvación; Honra y majestad has puesto sobre él. Porque lo has bendecido para siempre; Lo llenaste de alegría con tu presencia.” (Salmo 21:1-6) RVR 1960

1. SALVACIÓN: Cristo pagó el precio de nuestra condena, y nos hizo libres de las cadenas del pecado que nos ataban. Nos gozamos en Él, y su victoria sobre la muerte nos regaló la vida eterna.

2. PETICIONES: Dios le concedió los deseos y peticiones de su corazón. Dios sabe lo que estás atravesando. Él es tu padre y su amor por ti es eterno. Toda petición, todo deseo de tu corazón que esté alineado con la voluntad de Dios para tu vida será contestado.

3. CAMINOS: Dios bendice todos tus caminos. El abrirá caminos en el desierto. Dios te bendecirá con todo bien, tanto los celestiales como los terrenales.

4. AUTORIDAD: Dios coloca una corona de autoridad sobre tu cabeza para que conquistes todo aquello que siempre soñaste. Donde sea que vayas, el reino de Dios te va a acompañar.

5. SALUD: Bendición de salud y larga vida para llevar a cabo todo lo que está en tu corazón. ¡En Cristo tenemos vida abundante!

6. FELICIDAD: La presencia de Dios llenará tu vida de gozo y alegría. La bendición de la presencia de Dios corona tu vida con FELICIDAD.

7. INTIMIDAD: Conocer el carácter de Dios, tener intimidad con Él. Cuando pasamos tiempo a solas con nuestro padre celestial aprendemos a conocer los atributos de su persona: Amor, gracia, bondad, paciencia y misericordia. Quiero hacer hincapié en esta última. La misericordia de Dios existe para con nosotros más allá de nuestras virtudes y defectos. Su amor por nosotros es tal, que entregó lo que más amaba, su propio hijo para salvarnos. Sus misericordias se renuevan cada mañana.

No hay forma de pagar el sacrificio que hizo Jesús por nosotros. Él llevó sobre sí el peso de nuestro pecado para hacernos libres y darnos vida eterna. Ése es el regalo de su infinita gracia y amor por nosotros. ¿Quieres alegrar el corazón de tu Padre celestial? Debes estar dispuesto a honrarlo con tu diario vivir obedeciendo sus consejos y mandamientos, prestando atención al susurro de su voz. Dios se complace más en la obediencia que en la multitud de sacrificios.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *