EL AGUIJÓN EN LA CARNE

12654351_1026068064121328_3172337741623947517_n

El aguijón, es el órgano puntiagudo y penetrante que tienen en el extremo del abdomen los escorpiones y ciertos insectos, como las abejas y las avispas. El Apóstol Pablo, utiliza la palabra aguijón en sentido figurado, destacando algo que para él era un tormento. El aguijón es un símbolo de las áreas de nuestra vida donde el enemigo siempre encuentra un blanco perfecto para atacar y hacernos sufrir.

“Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente me fue dado un aguijón en la carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera;” (2 Corintios 12:8) RVR 1960

El veneno del aguijón tiene la potencialidad de matar. Ese es precisamente el objetivo del enemigo, traer muerte a los planes de Dios. La desobediencia hace que tus caminos se tuerzan, y que comiences a transitar por un camino diferente al que Dios había preparado para ti. Esto no sólo trae malas consecuencias para tu presente, sino también para las generaciones por venir, como sucedió a Abraham con Ismael (Génesis 16:1-6).

5 ÁREAS DE TU VIDA A LAS QUE EL ENEMIGO ENVÍA SUS AGUIJONES:

1. FÍSICA: Enfermedades incurables o recurrentes.
2. ALMA: Pecados que se reiteran en el tiempo.
3. ESPÍRITU: Rebelión o enemistad con Dios. Pecados del espíritu como haber participado o participar activamente en prácticas de ocultismo.
4. PERSECUCIÓN Y TORMENTO: Accidentes reiterados, ansiedad, falta de paz. Depresión.
5. TIEMPOS TRUNCADOS: La persona está detenida en sus tiempos, y sin importar el esfuerzo que haga, ni cuál sea su preparación, no puede avanzar en su vida.

El Apóstol Pablo continúa diciendo en la carta de (2 Corintios 12:9-10) “respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí. Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte. RVR 1960

¿CÓMO SACO LOS AGUIJONES DE MI VIDA?

1. ORACIÓN: Pablo oró 3 veces respecto de este tema, hasta que tuvo una respuesta de Dios. Debes orar hasta recibir una respuesta clara y contundente del cielo.
2. ESPÍRITU SANTO: Debes buscar tener comunión con el Espíritu Santo. Solamente la unción de Dios puede deshacer los planes del diablo.
3. BIBLIA: La palabra de Dios es alimento para nuestro espíritu, y luz para guiar nuestros pasos.
4. VER COMO DIOS: Debemos dejar de ver el mundo que nos rodea solamente a través de nuestros ojos físicos. Pida a Dios ver las cosas como Él las ve, y sus decisiones cambiarán. Tendrá fuerzas y una estrategia clara para enfrentar lo que antes no podía vencer.
5. DEPENDENCIA ABSOLUTA DE DIOS: El poder de Dios se perfecciona en nuestra debilidad. Allí donde nosotros no podemos, la gracia y el poder de Dios es suficiente para vencer y revertir toda obra del enemigo.

La victoria total sobre el pecado y el mundo ya la obtuvo Cristo en la cruz del calvario dando su vida por nosotros. Hoy podemos decir con plena confianza y a viva voz que: “TODO LO PUEDO EN CRISTO QUE ME FORTALECE” (Filipenses 4:13)

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.